Blogia
atodacosta

Sobre la absolución de Benavides en el caso de la tele

Conociendo a través de los medios cómo transcurrió el juicio, recuerdo haber enviado un e-mail a un amigo indicando que no me sorprendería que lo absolvieran en Motril.

En la vista, que es prevaleciente, el entramado mártir lo eximió totalmente de dar la orden y su conocimiento. La sentencia le ponía las cosas difíciles, pero había un detalle en la misma que me generaba dudas, que es cuando decía que ordenó o consintió. Creo que al final ese detalle ha sido definitivo. Motril reconoce implícitamente que el “ordenó” no se había acreditado suficientemente. Y con el “consintió” no se puede condenar.

En cuanto a la prevaricación, todos sabemos que deben ser hechos lo suficientemente graves para traspasar el ámbito administrativo. Lo parecen, pero ellos sabrán.

Los juzgados deben ceñirse a los hechos probados, aunque está claro que la justicia cada vez se aleja más de la realidad, y de lo que la gente considera el más mínimo sentido común. Aunque también debo decir que me consta alguna sentencia, donde se olvidan de hechos probados y van al sentido común. Depende cómo les pille el día. Y eso es lo grave. A no ser que haya manos negras.

Un abogado amigo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres